top of page

Entrevista: Bárbara Hayes, directora Escuela Básica Juana Atala de Hirmas, Renca

Actualizado: 18 ene 2021

Por Carolina Rodríguez


Como AP21 tuvimos la posibilidad de acompañar el proceso de la escuela Juana Atala de Hirmas, de la Corpo-ración Municipal de Renca, enfren-tando el desafío del aprendizaje a dis-tancia. Su directora Bárbara Hayes nos cuenta su experiencia.







¿Cuál ha sido la respuesta de la comunidad educativa frente a los cambios implementados?

En general ha sido hermoso ver la respuesta de todos. Los apoderados están muy interesados en poder continuar con el proceso educativo, esto los ha obligado a alfabetizarse digitalmente muy rápido, y no han descansado hasta lograrlo.


Los estudiantes han mostrado también mucho interés y dejado en evidencia el cariño que sienten por su escuela, nos escriben y agradecen los esfuerzos de sus profes.



¿Y el equipo de trabajo? ¿Cuál ha sido la actitud de los educadores?

Eso es lo que más emocionada me tiene, la respuesta de los profes, están todos entusiasmados y concentrados en las necesidades de los niños y niñas, han sido muy flexibles y asumieron esto como un gran desafío más que un problema. Y han mostrado un estallido de creatividad y profesionalismo, que me tiene muy orgullosa y feliz.


Están siempre preocupados de mantener el contacto con todo su curso, y de dar opciones para mantenerlos motivados.


¿Qué fue lo más difícil de este cambio de modalidad de enseñanza?

La verdad es que estamos aún en esto, siento que todavía estoy en proceso y me cuesta analizarlo en tiempo pasado. Podría compartir los desafíos que hemos enfrentado, pero hasta el momento los hemos podido sortear entre todos.


El primer desafío para los profes fue la misma ansiedad que les generaba un cambio tan abrupto, pero que todos sabíamos que no teníamos más opción. Lo bonito es que todos se han atrevido, y hemos visto frutos.


Otra cosa fue el tema de lo digital. Identificar que todos tuvieran acceso y buscar formas de apoyar al que no lo tenía.


Hoy nuestro mayor desafío desde lo pedagógico diría que es el 1er ciclo, el tema de su autonomía y uso de lo digital, dificulta que el proceso fluya como lo ha hecho en los cursos más grandes. Tenemos muchas preguntas de cómo seguir, y si bien hoy lo hemos resuelto enviando material tipo guías, sabemos que eso recarga el trabajo de los apoderados y que no todos pueden, ni tienen la formación para hacerlo.


Lo que nos ha funcionado hasta el momento es posibilitar el proceso en distintas plataformas, para que nadie se quede fuera. Principalmente estamos usando Classroom pero también abrimos otros canales, Whatsapp, mails y por supuesto guías que las familias pueden venir a buscar al colegio. Las primeras dos y las guías impresas han dado mucho resultado en primer ciclo.



¿Cómo han podido mantener la comunicación y el trabajo con los docentes?

Los profesores se reúnen por ciclo una vez a la semana, de forma autónoma a través de la plataforma HangOut, y comparten lo que están haciendo y las dificultades que han tenido.


Nosotras como equipo de gestión, mantuvimos la reunión semanal con los profesores usando la misma plataforma de videollamada, para entregar información y dar lineamientos.


Y con los estudiantes nos relacionamos principalmente con Classroom en temas de clases, levantamos información de condiciones de conectividad en las familias a través de Google Form y encuestas escritas de manera presencial. En los casos donde no hay un computador en la casa, WhatsApp ha servido, muchos apoderados hacen las tareas con los niños y sacan fotos para enviarle a la profesora y tener retroalimentación por esa misma vía.


Y lo más satisfactorio y esperanzador?

Creo que sentir que estamos todos con la cabeza y el corazón puesto en los alumnos. Vivir lo que siempre decimos en el discurso, de tener al estudiante al centro. Hasta el momento, la recepción de los apoderados y alumnos ha sido comprendida desde ese enfoque y no hemos tenido reclamos.


Creo que ha sido un ejercicio de empatía mutua. Nosotros, desde la escuela, entendemos que los niños no dedican el mismo tiempo al estudio que en el colegio y hemos flexibilizado en los plazos y mecanismos. Los profesores han entendido el sentido de planificar en conjunto para que un mismo trabajo sirva para más de una asignatura y han repartido las fechas de entrega para no agobiar a los alumnos y familias.


Por otra parte, las familias han entendido que la escuela está haciendo todo lo que puede por mantenerse cercana a las familias y no interrumpir del todo los procesos de aprendizaje. Han hecho el esfuerzo de conocer las plataformas y buscar, en conjunto con los profesores, soluciones a las trabas que se van presentando.


Creo que esa actitud mutua es la que nos permite a la fecha no haber recibido reclamos, al menos de manera directa y, en cambio, varios mensajes positivos, solicitud de ayuda e inquietudes que develan su compromiso.


¿Qué otros aprendizajes podrías sacar de estas semanas?

¡Muchos! Pero en el caso de los estudiantes, saber que estos cambios también les permiten a ellos tener otra oportunidad. Nos ha sorprendido que no solo el interés es por parte de aquellos niños que siempre lo mostraban, también por parte de los alumnos que más nos costaba motivar. Les dimos, sin saber, una oportunidad de ser “buenos estudiantes” a todos nuevamente.


Y en el caso de los profesores?

Además de lo que ya te mencioné, creo que un gran aprendizaje es que el efecto par también impacta en ellos. Por ejemplo; un profesor se atrevió a poner un video en la plataforma, y eso entusiasmó y desafió al resto. Lo más bonito es que ese desafío se ha enfrentado desde la colaboración entre ellos. Hemos vivenciado en concreto la fuerza de la comunidad y del trabajo colaborativo.

Otro tema importante, es que también hemos ido buscando formas de generar auto-cuidado con los profesores. El entusiasmo hizo que muchos trabajen a toda hora respondiendo y asistiendo a los estudiantes, y ahora en conjunto, decidimos establecer un horario donde el docente estará disponible para responder en línea.


¿Y para ti? ¿Cuál ha sido tu aprendizaje como directora?

El primero es que tenemos un gran equipo de educadores. El segundo es que para hacer cambios lo importante es atreverse. Creo que fue clave no tener miedo y sentir que debíamos hacer algo y punto. Desde ahí, la invitación fue siempre a intentarlo y dar lo mejor. Fui explícita en decirles que no esperábamos de ellos perfección y calidad de experto, sino atreverse a intentarlo y a aprender. El cielo es el límite y sin duda, están volando.


Lo segundo, es que irónicamente en este tiempo donde estamos todos distanciados físicamente (funcionarios, estudiantes y apoderados), hemos logrado unir a la comunidad y conocernos todos en otra faceta, donde hemos hecho todo lo posible por estar cerca de nuestras familias.



 

REVISA NUESTROS TALLERES AQUÍ



Comments


bottom of page